domingo, 9 de diciembre de 2012




  Cada lágrima derramada te hace más fuerte, cada vez que te defraudan aprendes en quien confiar y en quien no, la soledad a veces es buena compañía porque te ayuda a reflexionar, y aquellos que te abandonaron eran personas que ya no necesitabas en tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario